Quiénes Somos

CORO PRIETO

La fundadora

Cuando pienso en mis inicios, me doy cuenta de que siempre ha habido una constante. Incluso  mucho antes de dedicarme a esto. Esa constante es el servicio y la atención a los demás.

Ya de niña, cuando ayudaba a mis tíos en su tienda, descubrí que un cliente tratado con esmero y cariño pasa a ser amigo (y a veces, casi miembro de la familia). Y después, trabajando en el negocio de mis padres, aprendería que cada cliente es único y especial, y por eso requiere un servicio diferente.

Hoy, esa idea sigue siendo mi guía. Lo es desde que en 1979 abrí las puertas de mi centro estético en Zumaia. ¿Qué mejor forma de servir a otras personas que hacer que se sientan bellas, mimadas y a gusto consigo mismas?

Y así fue. Convirtiendo a clientas en amigas y consiguiendo que cada vez que salen por mi puerta lo hagan más felices que al entrar.

Ha llovido mucho desde aquellos tiempos en los que la palabra “esteticista” era totalmente desconocida. Hoy puedo decir orgullosa que he puesto mi granito de arena en esa misión que es dar a conocer las posibilidades del cuidado de la estética personal.

El mundo de la aparatología, la cosmética y los tratamientos ha evolucionado muchísimo, y te aseguro que no he dejado de aprender e incorporar esos avances a mis servicios.  Te animo a que franquees mi puerta y lo descubras por ti misma.

LAS NUEVAS GENERACIONES

Itxaso Curiel

Mi carrera como esteticista nace marcada por el ejemplo de mi madre, como no podía ser de otra manera.  Desde el principio me inculcó la importancia de la formación constante en nuestro sector.  Y así, estudié Estética y Maquillaje profesional y varios cursos de Micropigmentación, en Barcelona y Madrid.

Después conocería a Mila Ferrery y sus cursos intensivos de técnicas manuales, y me apasioné por los tratamientos faciales…, uno de los servicios con más éxito en nuestro centro (junto a la fotodepilación). Coro fue una de las pioneras al introducir está técnica en el año 2000.

En la actualidad, sigo pendiente de los nuevos cursos y las nuevas técnicas que pueden aportar algo a nuestros servicios. Pero hay algo que no cambia, y que es mi motivación principal para ir a trabajar cada día: es ese agradecimiento con el que se despiden muchas clientas, después de un tratamiento; o la cara de emoción cuando ven un buen resultado al mirarse al espejo…

Al final, es de lo que se trata, más allá de tecnicismos y marcas que el cliente no tiene por qué conocer. Se trata de contribuir a la felicidad de las personas que acuden a nuestro centro. De hacer que sientan mejor y más relajadas y reforzadas en su autoestima. Espero que tú puedas ser una de ellas.

LAS NUEVAS GENERACIONES

Itxaso Curiel

Mi carrera como esteticista nace marcada por el ejemplo de mi madre, como no podía ser de otra manera.  Desde el principio me inculcó la importancia de la formación constante en nuestro sector.  Y así, estudié Estética y Maquillaje profesional y varios cursos de Micropigmentación, en Barcelona y Madrid.

Después conocería a Mila Ferrery y sus cursos intensivos de técnicas manuales, y me apasioné por los tratamientos faciales…, uno de los servicios con más éxito en nuestro centro (junto a la fotodepilación). Coro fue una de las pioneras al introducir está técnica en el año 2000.

En la actualidad, sigo pendiente de los nuevos cursos y las nuevas técnicas que pueden aportar algo a nuestros servicios. Pero hay algo que no cambia, y que es mi motivación principal para ir a trabajar cada día: es ese agradecimiento con el que se despiden muchas clientas, después de un tratamiento; o la cara de emoción cuando ven un buen resultado al mirarse al espejo…

Al final, es de lo que se trata, más allá de tecnicismos y marcas que el cliente no tiene por qué conocer. Se trata de contribuir a la felicidad de las personas que acuden a nuestro centro. De hacer que sientan mejor y más relajadas y reforzadas en su autoestima. Espero que tú puedas ser una de ellas.